Borgen: la nueva política

khjgku

Borgen es el apodo coloquial que emplean los ciudadanos daneses para referirse al Christiansborg Slot (o en español: Palacio de Christiansborg), un palacio que combina diferentes estilos arquitectónicos, como el neoclásico y el barroco, emplazado en una pequeña isla (Slotsholmen) cercana al puerto de Copenhague. Además de por su curiosa localización, Christiansborg Slot destaca por concentrar en su recinto a los tres poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) del Estado, siendo el único lugar en el mundo que los reúne en un mismo espacio. En Borgen encontramos desde cámaras utilizadas por la monarquía hasta la sede del parlamento danés o la oficina del primer ministro. Es en estas últimas estancias donde se desarrolla la acción de la serie danesa que lleva por nombre Borgen (2010).

Teniendo en cuenta el lugar donde los personajes toman vida y los precedentes más inmediatos en pantalla (House of Cards, Homeland, The Newsroom) podemos adivinar a simple vista la temática de la serie: un drama político. La serie, premiada en los BAFTA de 2012 como mejor programa extranjero, gira en torno a una trama política valiéndose de cuatro personajes principales extraídos del mundo de la política y la comunicación danesa. Consta de tres temporadas (tan sólo he visto la primera) de diez episodios cada una, y en éstos se abordan diferentes subtemas políticos en cada capítulo pero siempre manteniendo una conexión entre ellos y avanzando en la trama principal.

La serie comienza con los días previos a las elecciones danesas a las que Birgitte Nyborg se presenta como líder de Los Moderados, un partido socioliberal o liberal progresista que ocupa el centro del espectro político. Su asesor de comunicación, Kasper Juul, consigue una información comprometedora para el actual Primer Ministro, que una vez filtrada y junto a la destreza de Nyborg en el debate televisivo, llevan a ésta a lograr el mejor resultado de la historia de su partido. El gran resultado electoral, tercer lugar, le permite aprovecharse de las crisis internas de los dos principales partidos (el socialdemócrata y el centro-derecha liberal) hasta las elecciones. Tanto es así, que tras diálogos y negociaciones por los diferentes ministerios, finalmente forma un gobierno encabezado por ella en coalición con los socialdemócratas y el partido ecologista. El parlamento que encontramos en esta primera temporada es el siguiente:

Jmsay
Elaboración: Jmsay.

En el argumento de Borgen encontramos dos ejes temáticos: un eje político y un eje más humano que se centra en las relaciones existentes entre los personajes principales. El tema principal del eje político sería la lucha por el poder, tanto su conquista como la permanencia en él ante el asedio de otras fuerzas deseosas de alcanzarlo. Desde el inicio se muestra como los medios no importan cuando se trata de avanzar en un camino que lleva hacia el gobierno de un país. Contemplamos también otros subtemas que pululan en torno al poder, la política y la comunicación: la corrupción, el poder de manipulación de los medios, la influencia de otros poderes externos en las políticas gubernamentales, las luchas internas dentro de los partidos políticos y otros conflictos morales como las relaciones exteriores con regímenes autoritarios, los presos políticos o las detenciones ilegales.

Borgen
(C) Danish Broadcating Corp. – Photographer: Mike Kollöffel

Por otra parte, el eje más humano tiene por tema principal el amor y el trabajo, en concreto, cuando ambos entran en relación. En el argumento aparecen cuatro personajes principales emparejados entre sí: Nyborg y su marido, Phillip Christensen; y Kasper y la periodista Katrine Fønsmark. La primera pareja se enfrentará a un nuevo ritmo de vida que no afectará sólo de forma exclusiva a ellos, sino que también influirá en sus hijos. Mientras que Kasper y Katrine experimentarán sentimientos más extremos y emociones más intensas. Los subtemas que aparecen en esta vertiente más personal son: la confianza, la autorrealización, el estrés provocado por el trabajo, las relaciones familiares y la conciliación de la vida laboral y familiar.

hjg

En cuanto a los personajes presentados en el drama destacamos los citados con anterioridad. Birgitte Nyborg (Sidse Babett Knudsen) es la líder del Los Moderados y Primera Ministra de Dinamarca. Cuando las situaciones se complican siempre sabe cómo resolver los nuevos problemas, es competente. Quizá este aspecto le reste credibilidad a un personaje con el que el espectador empatiza fácilmente. Sería interesante ver a Birgitte en situaciones que se la escapan de las manos y en las que sus habilidades no son suficientes para hallar una solución. La evolución de la relación con su marido es un aspecto a explotar para ver por fin a una Primera Ministra de Dinamarca impotente. Su marido, Phillip Christensen (Mikael Birkkjær), es profesor de economía en la Escuela de Negocios de Copenhague. Tras acordar un pacto con su mujer en el que cada uno de los dos dispondría de cinco años para dedicarse plenamente a su carrera profesional, a Phillip le toca permanecer al cuidado de la casa y los niños durante los próximos 5 años. Su personaje evoluciona, destaca por su fidelidad a pesar de sentirse cada vez más incómodo, hastiado e infeliz. Aunque no tenga un gran cantidad de minutos en escena y sea casi irrelevante en la trama política, es un personaje con una gran peso en la serie. Sin duda, mi personaje favorito. Otro personaje relevante es Kasper Juul (Pilou Asbæk). Es el asesor de comunicación e imagen de Nyborg, donde ella no llega él sí lo hace. Con grandes dosis de cinismo, triunfa en su vida profesional pero fracasa en una vida personal que arrastra un pasado oscuro y triste. Está enamorado de Katrine Fønsmark (Birgitte Hjort Sørensen), una incisiva periodista de la cadena más importante del país. Katrine únicamente vive ( y con gran pasión) para su trabajo y como recompensa se encuentra en la cima de su sector de su sector. Sin embargo no encuentra una estabilidad en su vida al igual que Kasper, con quien está en continuo contacto ya que trabajan en el mismo mundo pero desde lados opuestos.

¿Por qué ver esta serie? Porque, a pesar de los recelos que pueda despertar debido a su nacionalidad danesa, realmente es una soberbia serie apta para no sólo para un público amante de la política sino también para todos los seriéfilos, que hoy en día son abundantes. Además, en los últimos meses, si hay un país que se ha mencionado de forma casi constante en la actualidad política, especialmente desde Ciudadanos, como arquetipo de sociedad europea, moderna y feliz es Dinamarca. La serie nos acerca a una política diferente a la tradicional en España, bipartidista hasta ahora y que ya encontrábamos en House of Cards, pero que seguramente nos resultará más familiar tras las próximas elecciones generales del 20 de diciembre. Tras esta fecha comenzará un nuevo tiempo retratado en Borgen: una guerra de alianzas y traiciones en la que los supervivientes se afianzarán en el poder.

“La política es la guerra sin efusión de sangre; la guerra es política con efusión de sangre.” Mao Tse-Tung

Anuncios
Borgen: la nueva política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s