Sobre la protección de los contratos: la decisión del Tribunal Europeo.

Relataba William Shakespeare en “El Mercader de Venecia” como el Dux de Venecia exhortaba piedad a Shylock (prestamista judío) para que rehusara de ejecutar su garantía (una libra de carne lo más cercana al corazón posible) sobre el acusado por su morosidad en el préstamo; sin embargo el acusador alegaba que si el tribunal veneciano impedía la ejecución de un contrato, la plaza veneciana quedaría relegada al desprestigio y perdería su condición de mercado dominante.

Esta parábola, resumida, nos revela como la pérdida de un espacio jurídico que garantice el cumplimiento contractual conduce a la incertidumbre y al riesgo jurídico. Es por ello que la decisión del Tribunal Europeo sobre la retroactividad de las cláusulas suelo de modo general, en una sociedad que se entiende mayoritariamente alfabeta, es un ataque a la responsabilidad contractual.

Anuncios
Minientrada