El guardián entre el centeno. J.D. Salinger

Portada El guardián entre el centenoOtoño de 2011, como todos los otoños, el fin del periodo estival y el comienzo del curso escolar provocaban en mí un desinterés por el repaso del curso anterior, acompañado, eso sí, por una fuerte afección cultural, que si bien ausente durante todo el verano, ahora ansiaba conocimiento. Así fue, como aprovechando la admiración que mi profesor de música tenía hacia los Beatles, y que ésta era compartida por el nuevo grupo de amigos que estaba conociendo, indagué acerca de este legendaria banda. Cada miembro del grupo elegimos un álter ego en la banda, yo me decanté por John Winston Lennon. Encontré en su afán de subversión contra el poder establecido una justificación a mí rebeldía imberbe. Desde entonces devoré la discografía del grupo, así como todo tipo de información relativa a él, en particular la de tipo conspiranoico, llegando a creer que Paul McCartney estaba muerto.

Fue entonces cuando me enteré de su existencia. Cuando me enteré de que Mark Chapman, el asesino de mí reciente ídolo John Lennon, había comprado un ejemplar de esta obra la mañana del 8 diciembre de 1980, horas antes del homicidio, escribiendo en él “esta es mi declaración”. Cuando me enteré de que la obsesión por este libro le había llevado a declarar tres horas después “Estoy seguro que la mayor parte de mí es Holden Caulfield, el personaje principal del libro. El resto de mí debe ser el Diablo”. Cuando descubrí El Guardian entre el centeno.

Seguir leyendo “El guardián entre el centeno. J.D. Salinger”

Anuncios
El guardián entre el centeno. J.D. Salinger