Las patentes…¿son necesarias?

guerra-patentes

    Cuando hablamos de la función del Estado con los monopolios, hay que tener en cuenta que este mismo Estado es uno de los principales monopolistas en la sociedad. Así pues, controla directamente numerosos aspectos de nuestras vidas: seguridad, gestión de las aguas, el transporte público… también lo hace indirectamente mediante concesiones, como sucede con el número límite  de farmacias o estancos por habitante. En otros sectores tiene una importante presencia, mayor que la libre competencia, es el caso de la educación o sanidad, por ejemplo.

    Ahora bien, ¿los monopolios que no son parte del Estado sino que son dirigidos por una empresa privada cómo nacen?  Es aquí donde entran las patentes, aunque sí que es cierto que se pueden formar por otras vías.

      Las patentes nacen el S. XVII con el nombre “Estatuto de Monopolio” que define lo que son: monopolios otorgados por el propio Estado. Es decir, los monopolios los crea el Estado mediante concesiones a un determinado lobbie llegando en algunos casos a intercambiar favores con algunos políticos.

      Pero… ¿son necesarias? El argumento principal que manejan los defensores de la intervención estatal en este aspecto es que si no existieran, no habría innovación por no existir el incentivo económico de tener la patente. Sin embargo, se les olvida que si otra empresa decide innovar (algo que si no hace, correrá el riesgo de perder mercado. Véase Nokia, que rechazó los smartphone) debe pagar por realizar uso de esa patente para mejorarla. Los inventos surgen de la suma marginal de mejoras que hace cada empresa de ese producto. Es lógico pensar que el smartphone no nace de la nada, ha tenido que haber una evolución previa desde el teléfono móvil más básico hasta el más sofisticado. Pues es en ese proceso donde para cada pequeña mejora que se realiza, se ha de pagar el uso de esa patente.

pueden adquirirla por el precio tan alto que han de pagar[1]. El precio es elevado porque la empresa no tiene la capacidad suficiente como para poder abastecer a toda la demanda del mercado Tesla[2] ha rechazado su patente sobre los coches eléctricos porque es incapaz de abastecer tal demanda de coches eléctricos, además de que se llegaría más tarde al objetivo de eliminación de gases tóxicos).

    La solución es clara: se han de quitar las patentes para que otras empresas produzcan esta vacuna u otros productos y abaraten el precio, o ¿preferís que haya gente que no se beneficie de esto a cambio de que sí lo haga una empresa?

 

[1] http://eldia.com.do/alto-precio-sigue-siendo-barrera-para-acceso-tratamiento-contra-hepatitis-c/

[2] http://www.abc.es/tecnologia/informatica-hardware/20140613/abci-tesla-libera-patentes-ayudar-201406131638.html

 

 

Anuncios
Las patentes…¿son necesarias?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s